Gran Logia Femenina de España

NOTICIAS

COMUNICADO 10 DE DICIEMBRE DE LA GLFE

La GLFE ante el Día Internacional de los Derechos humanos

Ante la situación, generalizada y mundial, de mediocridad política incapaz de gestionar en paz la vida ciudadana y las relaciones entre las naciones, la Gran Logia Femenina de España (GLFE) quiere, en este 10 de diciembre, Día Internacional de los Derechos Humanos, recordar la Carta de los Derechos Humanos, y darle el papel que le corresponde como referente ético y político, porque es la única garantía que tenemos de lograr un mundo mejor.

Nuestra Hermana, Eleonor Roosevelt (11 de octubre de 1884 - 7 de noviembre de 1962), fue Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y a ella se debe la sustitución del título Derechos del Hombre por el de Derechos Humanos, término más inclusivo. Repasar, aunque solo sea la Carta de 1948, puede ayudarnos a comprender lo ilegítimo de la crueldad de las élites financieras y económicas, para intentar evitar en lo posible la desesperación de quienes han sido despojado de todo o casi todo (alimento, vivienda, sanidad, educación, país…) y el desconcierto de las clases medias, desmoralizadas y temerosas del futuro.
Es urgente una lectura atenta de la Carta para que se produzca el rearme moral suficiente que permita exigir a los políticos que lleven a cabo medidas para evitar que se cumpla el Tercer Considerando del Preámbulo de la Carta: “Considerando esencial que los Derechos Humanos sean protegidos por un régimen de Derecho, a fin de que el hombre[MS1] no se vea compelido al sumo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión”.
Quizá a fuerza de repetir que existe una Declaración Universal de los Derechos Humanos olvidamos su contenido real y qué es lo debido para todo ser humano. El Artículo Uno nos da la clave: “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.”
Este artículo número uno introduce la necesidad para todas las Naciones de llevar a cabo un proyecto de acción que las masonas suscribimos con nuestros principios de Libertad, Igualdad y Fraternidad.
[MS1]Yo pondría ser humano

Comparte esta noticia